¿Que opinas sobre el peligro del conejo para la retama del Teide

jueves, 25 de mayo de 2017

EL PROXIMO DOMINGO DÍA 4 DE JUNIO SE COMENZARÁN LOS ADIESTRAMIENTOS DE LOS PERROS DE CAZA EN TENERIFE

Después de unos cuantos meses, ya los perros de caza de Tenerife podrán salir al terreno de los Campos de Adiestramiento de verano, en los cuales se llevará a cabo la puesta a punto de sus cualidades físicas, dado que las naturales y cinegéticas, poco se puede hacer con ellas en estos campos salvo los primeros días. Esto es normal porque las pocas piezas que hay en estos campos, y que escapan de los dientes de los perros en los primeros días, se esconden en lo más profundo, una vez adquirida la experiencia de llevar un grupo de podencos tras ellos en carrera desesperada.


El Consejero Insular del Área de Sostenibilidad Territorial, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife dictó en fecha 22 de diciembre de 2015, resolución de autorización de los campos de entrenamiento y adiestramiento cinegéticos en zona de caza menor controlada, así como las condiciones de la actividad, conforme al siguiente contenido: 

“Campos de entrenamiento y adiestramiento cinegético en zona de caza menor controlada.

I. Campos de entrenamiento y adiestramiento de perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo, así como perros de muestra. - 

Período: durante los meses de junio y julio de cada año, siendo el primer día hábil el primer domingo de junio (días autorizados: martes, jueves, sábados y domingos, para los podencos y los martes jueves y domingos para los perros de muestra). 

CAMPOS PARA PERROS DE CONEJOS.

La Florida La Guancha Icod de los Vinos P.N. Corona Forestal

Montaña Bermejo La Orotava Los Realejos P.N. Corona Forestal

El Salvaje La Victoria de Acentejo La Matanza El Sauzal P.P. Costa de Acentejo.- Nueva delimitación. Acceso al campo a partir de las 9:00 horas.

Pinar de Garachico Garachico P.N. Corona Forestal R.N.E. Chinyero.- Se excluye la zona de Hornitos de las Cruces del Herreño

 Chamorga Santa Cruz de Tenerife P.R. Anaga.- Accesos a partir de las 8:00 horas.

Las Mesas Santa Cruz de Tenerife.- Quedan excluidos del campo de adiestramiento los terrenos del Parque Las Mesas, estando permitida la actividad de entrenamiento y adiestramiento solo en la zona de las laderas. El acceso al campo no podrá realizarse a través de la entrada principal del Parque Las Mesas (desde la carretera de Los Campitos TF-111). Los vehículos deberán estacionar en zonas que no limiten o impidan el acceso a los vecinos del Barrio de Los Campitos y Barrio Nuevo

El Rosario-Santa Cruz Santa Cruz de Tenerife El Rosario .- Los vehículos deberán estacionar preferentemente en la zona a la que se accede a través de Boca Cangrejo. El acceso por la Urbanización Acorán se podrá realizar a partir de las 9:00 horas.

Costero Tabaiba El Rosario Candelaria

Altos de Arafo y Güímar Arafo Güímar P.P. Siete Lomas P.N. Corona Forestal

 Costero Güimar Güimar 

Costero Arico-Granadilla Arico Granadilla de Abona.  Hay una porción del campo que es mixto para perros de pelo y pluma- desde el Barranco del Vidrio hasta la carretera de El Médano

Los Llanitos Vilaflor 

Caldera del Rey Adeje Arona 

Cuevas de Samara Guía de Isora P.N. Corona Forestal 

Cumbre de Bolico Buenavista del Norte P.R. Teno.- Accesos a partir de las 8:00 horas, para evitar molestias al albergue colindante.

CAMPOS PARA LOS PERROS DE MUESTRA. Campos de entrenamiento y adiestramiento de perros de muestra. 

Períodos y lugares: durante las siguientes épocas (días autorizados: martes, jueves y domingos): 

1.- Durante el mes de junio de cada año, siendo el primer día hábil el primer domingo de junio: - Los mismos campos autorizados para el entrenamiento y adiestramiento de perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo (Anexo II.1). - Terrenos limítrofes al Aeropuerto del Sur y a su franja de seguridad, delimitados por la carretera de El Médano (TF-64), carretera El Médano a Los Abrigos (TF-643), carretera de Los Abrigos (TF-65), carretera de San Isidro al Guincho por Atogo (TF-645) y la autopista del Sur (TF-1). 

2.- Durante el mes de julio de cada año, siendo el primer día hábil el primer domingo de julio (Anexo II.2

Costero Norte (varios) Excluidos los ENP (1) Desde la antigua carretera norte hacia la costa.

Costero Sur (varios) Excluidos los ENP (1) Desde la antigua carretera del sur hacia la costa.

Barranco del Vidrio (2) 

Teno Alto - El Carrizal - Masca Buenavista del Norte 

Valle Colíno San Cristóbal de La Laguna

Estos terrenos no incluyen los siguientes espacios:
El campo de entrenamiento y adiestramiento para perros de muestra  no incluye los siguientes espacios naturales protegidos: M.N. de las Montañas de Ifara y Los Riscos; M.N. de los Derriscaderos; M.N. de la Montaña Centinela; M.N. del Barranco de Fasnia y Güímar; P.P. Costa de Acentejo; P.P. de la Rambla de Castro; P.P. de los Campeches, Tigaiga y Ruiz; P.P. del Barranco de Erques; S.I.C. de los Acantilados de Isorana; S.I.C. de La Caleta; R.N.E. del Malpaís de la Rasca; M.N. de Montaña Pelada; M.N. de la Montaña Amarilla; MN Montaña de Guaza; R.N.E. de Montaña Roja; S.I.C. del Acantilado de la Hondura; S.I.C. del Tabaibal del Porís; P.R. de Anaga.

Condiciones de la actividad de entrenamiento y adiestramiento cinegético. 

1. Documentación cinegética: todos los usuarios de los campos de entrenamiento y adiestramiento deberán tener expedida y llevar consigo la licencia de caza de Canarias en vigor, así como el permiso de caza menor controlada. 

2. Identificación animal: tanto los perros como las aves de cetrería deberán estar debidamente identificados de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente. Todo ejemplar de ave de cetrería, durante la práctica cinegética, deberá estar equipado con un emisor activado que permita su seguimiento mediante radiotelemetría y recuperación en caso de pérdida. Asimismo, el cetrero debe contar con un receptor apto para localizar el ave. El emisor y receptor deberán estar en perfecto estado de uso. 

3. Horario: los entrenamientos y adiestramientos se llevarán a cabo entre la salida y la puesta de sol. A estos efectos será de aplicación la hora oficial de orto y ocaso determinada para la provincia de Santa Cruz de Tenerife por el Observatorio Astronómico Nacional, Instituto Geográfico Nacional del Ministerio de Fomento (http://www.fomento.es/MFOM/ LANG_CASTELLANO/DIRECCIONES_GENERALES/INSTITUTO_GEOGRAFICO/ Astronomia/publico/efemerides/salida_puesta_sol.htm). Se exceptúan los campos de adiestramientos para los que se haya determinado horario diferenciado (El Salvaje, Chamorga, El Rosario-Santa Cruz y Cumbre de Bolico).

 4. Número máximo de perros: el número máximo de perros de cualquier raza que se podrá llevar a los campos será de seis (6) por cazador individual. Las cuadrillas de cazadores no podrán llevar más de seis (6) perros a los campos autorizados de febrero a mayo, ni más de doce (12) en los campos autorizados de junio a julio. El concepto de cuadrilla será el que determine la Orden Canaria de Caza. La limitación al número de morraleros o auxiliares y acompañantes será la que determine la última orden de veda aprobada con anterioridad a la apertura de cada período de entrenamiento.

5. Límites de los campos: la cartografía oficial de los campos se podrá consultar en la página web http://atlastenerife.es/portalweb/es/area-de-descargas/medio-ambiente/cartografia-de-caza/campos-de-adiestramiento-cinegetico). 

Actividad de entrenamiento y adiestramiento: 

En los campos está prohibida la captura de especies de fauna, tanto cinegéticas como no cinegéticas. 

Toda pieza de fauna cobrada accidentalmente deberá ser entregada a Agentes de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife, a Agentes de la Guardia Civil o a Guardas de Caza al servicio de la entidad gestora de la caza menor controlada, o bien en los Centros señalados en el apartado siguiente. 

En caso de tratarse de ejemplares de especies silvestres no cinegéticas (tanto vivos como muertos), se entregarán en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo Insular de Tenerife. En caso de ejemplares de especies cinegéticas vivas, deberá procederse a su liberación en el supuesto de que se estime que pueda continuar con vida, y en caso de ejemplares heridos o muertos, deberán entregarse en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo Insular de Tenerife

Se prohíbe el entrenamiento con auxilio de palos, bastones u otros objetos similares (salvo prescripción médica acreditada con certificado). 

Se prohíbe la tenencia del hurón en el campo de adiestramiento. 

No se podrá cazar en las zonas de entrenamiento y adiestramiento para perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo, a partir del día del levantamiento de la veda, salvo que, con carácter excepcional, pueda disponerse otra cosa. 

Para la determinación de la dedicación de una raza de perro para la caza de pelo o de muestra, se estará a lo dispuesto por la Real Sociedad Canina de España y la Federación Cinológica Internacional. 

Anexo I: campos de entrenamiento y adiestramiento de perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo (junio-julio). 
Anexo II.1: campos de entrenamiento y adiestramiento de perros de muestra (junio). 
Anexo II.2: campos de entrenamiento y adiestramiento de perros de muestra (julio): 


Anexo III: campos de entrenamiento y adiestramiento de aves de cetrería. (La cartografía recogida en los Anexos de la resolución se encuentra disponible en el portal web http://atlastenerife.es/portalweb/es/area-de-descargas/medio-ambiente/cartografia-de-caza/campos-de-adiestramiento-cinegetico)”. 

martes, 14 de marzo de 2017

PRESENTADA UNA MOCIÓN AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE GÜIMAR POR EL COLECTIVO DE CAZADORES Y GALLEROS DE GÜIMAR

AL PLENO DEL ILUSTRE AYUNTAMIENTO DE GÜÍMAR

Don José Jacobo Curbelo Gómez, en calidad de Presidente de la Sociedad de Cazadores La Comarcal de Güimar, Don Alfonso Oval Hernández, Presidente de la Asociación Gallística de Güimar,, por medio del presente, se dirigen al PLENO DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE GÜÍMAR A LOS EFECTOS DE PRESENTAR UNA MOCIÓN CON SUJECIÓN A LOS SIGUIENTES ARGUMENTOS:

José Jacobo Curbelo, presidente de la Sociedad la Comarcal de Güimar, con el documento en mano ya presentado hoy.


                PRIMERO.- Recientemente y a raíz de los sucesos acaecidos  en el Municipio de Güímar, que concluyo con la intervención de las fuerzas de Orden Publico y desarticulación de una red organizada dedicada a la organización de peleas de perros de carácter nacional e internacional, y culminada con la detención de más de 30 personas que participaban directa  e indirectamente en una de ellas, y que marcaron a nivel nacional e internacional a este municipio, con una lacra que ha perjudicado a los habitantes de este pueblo.
 
                Creemos que no es justo mezclar la actividad prohibida de peleas de perros con los habitantes de este municipio.



                Güimar es uno de los municipios de la Isla de Tenerife que tiene muy arraigados todo tipo de actividades vinculadas con el mundo rural, agricultura, ganadería, pesca y un largo ect.

                En el desarrollo de tales actividades, los güimareros desde siempre hemos hecho uso de todo tipo de animales domésticos, para sus labores. Fruto del desarrollo de estas actividades en la población de este municipio existe una arraigada práctica tanto de la caza como de gallos,  palomas, caballos etc.

                Con ocasión de estos lamentables sucesos, algún grupo de animalistas han trasladado a la opinión pública canaria una equivocada versión e imagen malintencionada de los güimareros, y sobre todo de los que practican la caza y las actividades vinculadas con el mundo del gallo fino ingles.

                SEGUNDO.- Desde los animalistas se vinculan estas actividades (caza y gallos) con la crueldad y maltrato animal, cuando realmente carecen de suficientes argumentos para mezclar las peleas de perros con las actividades tradicionales tan arraigadas en GÜÍMAR.

                Si en Güímar se han dado o se dan casos de maltrato de animales, para los colectivos que presentamos y apoyan esta moción, son totalmente desconocidos, pero ello no es óbice para que en algún puntual se puedan dar.

                Para estos comportamientos crueles se encuentra la regulación contenida en la Ley 8/1991 de protección de los animales de Canarias, así como el Código Penal Vigente, que contempla las actuaciones que deben llevarse a cabo frente a estos fortuitos casos.



                En estas disposiciones legales y en el conjunto del ordenamiento jurídico, se facultan a cualquier ciudadano y administración para actuar frente a los responsables de los posibles maltratos sin necesidad de atacar por parte de los grupos animalistas a los colectivos de cazadores y gallistas.


 
Los grupos animalistas, aprovechando el polémico incidente acaecido en fecha de 18 de febrero de 2017, pretenden catalogar al cazador y al gallista a su radical pensamiento de sujetos maltratadores, y  legislar contra el desarrollo de actividades que actualmente se encuentra reguladas por sus respectivas normas, federaciones y demás disposiciones legales.

TERCEROS.- El maltrato animal es rechazado frontalmente por los colectivos que presentamos esta moción, y exigimos  a la administración que se adopten las medidas necesarias para que aquellos infractores sean sancionados conforme a la gravedad de los hechos cometidos, sin necesidad de marcar y estigmatizar a cualquier colectivo.

Desde la parte de los cazadores, el artículo 7 de la Ley 7/1998 de Caza de Canarias, impone diversas obligaciones en relación al bienestar animal, y para hacer valer el cumplimiento de este precepto desde las administraciones y el propio colectivo de cazadores se destinan medios personales, citándose al efecto Policía Canaria, la Guardia Civil, así como el cuerpo de Guardas Rurales.

Desde la parte de los gallistas, la ley 8/1991 de Protección de los animales, se regulan y establecen los requisitos necesarios y de obligado cumplimiento para poder desarrollar esta actividad tradicional.

Ambos colectivos en la tenencia y uso de los animales que le es propia, se encuentran perfectamente inspeccionados y vigilados, por las administraciones que tiene la competencia de hacer cumplir las normas citadas. Por tanto, vincular el desarrollo de estas dos actividades con cualquier actividad de maltrato es una aberración y acto de demagogia frente a estos colectivos.

VALLE DE GÜIMAR


CUARTO.- Desde los colectivos que se presenta esta moción, invitamos a la corporación municipal que en el marco de sus competencias realice las actividades de vigilancia frente a conductas de maltrato animal, considerando insuficientes la única medida conocida actualmente consistente en dotar de una partida económica a aquel colectivo o plataforma que reivindica una protección de los animales y se dedica a la recogida de animales extraviados y/o abandonados, sin que exista control y registro efectivo de los animales que encontrándose en aquellas situaciones son recogidos y amparados en el municipio.

QUINTO.- La presente moción se encuentra apoyada totalmente por las siguientes entidades:

a)      Real Federación Española de Caza.
b)      Federación Canaria de Caza y las respectivas insulares de Canarias.
c)       Federación de Gestión Cinegética de Tenerife.
d)      Federación Gallística de Canarias y de Andalucía.
e)      Asociación Marea Negra de Seguridad Privada y Guardas Rurales de Caza.


Por lo anteriormente expuesto, se somete a consideración del Pleno del Ayuntamiento de Güímar la siguiente



MOCION

El pleno del Exmo. Ayuntamiento de Güímar con la finalidad de cumplir las disposiciones en materia de protección de los animales ACUERDA:

1.- Que el Ayuntamiento de Güímar cumpla con el contenido de la ley 8/1991, de 30 de abril de protección de los animales, adapte sus ordenanzas a esta norma, y cumpla con las mismas.


2.- Que el Ayuntamiento de Güímar respete y haga respetar el contenido del artículo 7 de la Ley 7/1998 de Caza de Canarias.

3.- Que el ayuntamiento de Güímar fiscalice y audite correctamente la finalidad de las ayudas y subvenciones que se conceden a entidades sin ánimo de lucro que realizan funciones y desarrollan actividades cuya competencia le corresponde al Ayuntamiento en la recogida y control de animales extraviados y/o abandonados para su retirada de la calle y adecuada devolución a quienes pudieran ser sus propietarios.

4.- Que el Ayuntamiento de Güimar declare como actividades tradicionales de sus habitantes la práctica de la caza con perro y la cría y selección de gallos finos ingleses para la práctica autorizada por la Ley 8/1991 en su artículo 5.2, y eleve este acuerdo para que sea ratificado por la Federación Canaria de Municipios donde ambas actividades sean consideradas igualmente como tradicionales.




En Güimar a trece de marzo de dos mil diecisiete 



Fdo. José Jacobo Curbelo Gómez                   Fdo.  Alfonso Oval Hernández

viernes, 17 de febrero de 2017

Cuando la Educación Ambiental no interesa

Cuando la Educación Ambiental no interesa



Educación. Probablemente haya pocas palabras en nuestro lenguaje que generen tanto consenso. Todo el mundo coincide en la importancia de educar a los jóvenes para que desarrollen una mentalidad crítica y que, en palabras llanas, no sean unos ignorantes a los que tomen el pelo. La Educación Ambiental gira en la órbita de la anterior definición, y además cumple una función social y de interés general: no solo trata de formar a nuestra juventud en términos medioambientales, sino que resulta esencial para que la sociedad aprenda a respetar nuestro patrimonio natural y actue en consecuencia. Ya conocen el dicho: aquello que no se conoce ni se valora, difícilmente podrá ser respetado.
respetado.


La Educación Ambiental se enfrenta a un reto cada vez mayor a consecuencia de la brecha existente entre la población urbana y el medio natural: ya no solo debe concienciar sobre qué acciones son negativas o no para la conservación de nuestros ecosistemas, sino que además debe explicar a los jóvenes urbanitas como son esos ecosistemas y como se gana la  vida la gente que vive en ellos y no en ciudades. Si no se les explica este tipo de cuestiones se generan situaciones rocambolescas, como que los niños no sepan de donde procede la leche, o que sea el cine y la televisión quienes eduquen a nuestros hijos en estos menesteres. Para evitar lo anterior, son desarrollados multitud de programas de Educación Ambiental financiados con dinero público que potencian las visitas de escolares a centros de interpretación de la naturaleza, granjas, huertos urbanos e incluso charlas impartidas en las propias aulas. Nadie dudará de que un escolar que aprenda que para comer verdura o carne se necesita agricultura y ganadería, o que para proteger a nuestras especies emblemáticas se necesita preservar sus hábitats, será un joven con mayor capacidad crítica y de interpretar de una manera más contextualizada las demandas de nuestro medio natural. Por ello, la Educación Ambiental es puesta en un pedestal por todo aquel que siente algo de simpatía por nuestro patrimonio natural y su futuro. 

Sin embargo, existen excepciones. Hay un tipo de Educación Ambiental que parece no ser adecuada, de manera que determinados aprovechamientos de nuestros recursos naturales no deberían ser divulgados entre los jóvenes. Esto parece desprenderse de la informaciónpublicada esta semana en el eldiario.es (1), en el que se acusa a un programa educativo que ilustra a los escolares extremeños sobre la actividad cinegética de ser un ejercicio de captación de nuevos cazadores financiado por la administración pública. Lo que viene a decirnos este artículo es que explicar a los escolares en que consiste la caza y cuál es su importancia en la vida social y económica de Extremadura convertiría automáticamente a esos jóvenes en autómatas pro-caza que matarían animales por placer. Lo que quizás no se haya planteado quien escribió esta información es que una persona que conoce distintas perspectivas sobre una actividad, sea la caza o el periodismo, estará más capacitada para juzgarla de una manera crítica, y no al revés. Y aquí llega la triste paradoja, y es que quienes acusan de adoctrinar sobre caza son precisamente los que actúan de una forma llamativamente dogmática y llena de prejuicios. Se puede simpatizar o no con la actividad cinegética, pero explicar en las aulas qué es la caza no es más que trasladar a los jóvenes información sobre uno de los aprovechamientos de nuestros recursos naturales más importantes en la vida social y económica del medio rural ibérico, y en particular de Extremadura. La gestión del aprovechamiento cinegético se ilustra en las Universidades, y se desarrolla en las secciones de caza y pesca de cada una de las Consejerías de Medio Ambiente regionales de nuestro país. Hay técnicos, ingenieros, biólogos e investigadores especializados en este ámbito. No se trata de una afición de cuatro tarados obsesionados con matar animales, sino de una actividad reglada con un alto arraigo en nuestros montes y cuyo desconocimiento por parte de nuestros jóvenes no es algo que debamos celebrar. Hacer noticia de estas charlas, y además con el enfoque tendencioso mostrado por el periodista refleja la beligerancia con la que la caza es tratada gratuitamente.

Lo más relevante es que no informar a los escolares sobre caza mediante este tipo de charlas no les hará ni más libres ni más críticos. La mayoría deinformación que les llegue sobre la actividad venatoria vendrá ligada al tratamiento mediatico de la actividad; es decir, noticias sobre furtivismo, maltrato de animales y todo tipo de delitos. Esto construira en los jóvenes prejuicios insalvables sin una perspectiva que les permita juzgar con toda la información necesaria que representa la caza en la vida rural de nuestro país. Y es aquí donde está el meollo de la cuestión. Quienes critican que se hable a los escolares sobre caza pretenden sacrificar el derecho de los chavales a escuchar otra visión diferente a la netamente urbana y mediática sobre esta actividad, para saciar su certeza absoluta de que la caza es una actividad deplorable y a extinguir. De nuevo la paradoja: sectarios acusando de adoctrinar. No es la primera vez que el diario.es publica este tipo de textos de fuerte calado visceral que ahondan la brecha entre la mentalidad urbana y la cultura rural, como pudimos comprobar en el artículo “La naturaleza no se ama a tiros” (2) publicada por un ilustre a la par que irresponsable conservacionista.

Por otro lado, habrá quien critique que sea la Federación de Caza de Extremadura quien imparta estos cursos, en vez de técnicos o expertos contratados por la Junta de Extremadura. Sin embargo, la mayor parte de programas de Educación Ambiental se subcontratan con dinero público y son llevados a cabo por empresas, asociaciones o ONGs. Organizaciones como Ecologistas en Acción o SEO/BirdLife acceden a la financiación con dinero público de multitud de acciones y programas ligados a la Educación Ambiental. ¿Por qué motivo una federación de cazadores sin ánimo de lucro no podría llevar a cabo una actividad divulgativa sobre la práctica que más conocen? La acusación de pretender hacer cantera por parte de la Federación de Caza también manifiesta importantes prejuicios hacia la caza. Se imaginan una charla sobre ganadería extensiva impartida por ganaderos y financiada con dinero público en el que se acuse a estos de fomentar el consumo de carne y adoctrinar a los escolares para que sean pastores. Obviamente no. Escuchar una charla sobre caza no te incita a ser cazador, del mismo modo que escuchar una charla sobre cómo se obtienen la madera y el papel no te invita a ser leñador. Lo que si puede aportar este tipo de charlas es favorecer que los jóvenes dispongan de mayor información para juzgar esta actividad, reducir la brecha entre la vida urbana y la rural, y no caer en prejuicios estériles ni generalizaciones que toman la parte por el todo. Los que estén contra de esto último que se lo hagan mirar, porque (1) toman a nuestros jóvenes por ignorantes y (2) tienen un concepto de tolerancia extremadamente limitado.

Solo cabría una posibilidad coherente para criticar estas charlas: asumir que la caza es una actividad nociva para el medio natural y que debe ser prohibida inmediatamente. De ser así, eldiario.es podría acompañar estas noticias con otras criticando que la Junta de Andalucía, la Junta de Castilla y León o la Generalitat Catalana financian centros de interpretación de la Naturaleza en los que se divulga la importancia socioeconómica de la caza en nuestros territorios. También deberían abogar por eliminar el centro de investigaciones cientificas ligadas a la fauna cinegética del CSIC (IREC) (3) financiado con dinero público. Y como no, pedir inmediatamente que deje de financiarse todos los proyectos de investigacion ligados a la gestión cinegética que existen en las Universidades Públicas y se pagan con dinero de nuestros impuestos.

 
Museo de Fauna Cinegética ubicado en el Parque Natural de la Sierra de Cazorla (Jaén)                                                              

En resumen, el trasfondo de quienes acusan de adoctrinar sobre caza a la Junta de Extremadura o la Federación Extremeña de Caza vislumbra un pensamiento esencialmente dogmático y que bebe de aquello que Javier Yanes advertía en su artículo: “El ecologismo no debe caer en la trampa animalista” (4). Un mal endémico de esa parte de nuestro conservacionismo patrio con menor altura de miras que vincula el uso del monte a solo las actividades catalogadas como moralmente aceptadas por ellos: senderismo, contemplación, turismo rural, etc. Viendo su actitud, puede decirse que existe un concepto de Educación Ambiental que tristemente no interesa en la ciudad, y es aquel que no responde a los anhelos y construcciones sociales propias de quienes viven muy lejos de la cotidianidad del medio rural. Probablemente les guien buenas intenciones, pero se equivocan. La Educación Ambiental no debe servir a los anhelos morales de una parte de nuestra sociedad, sino al futuro de nuestro patrimonio natural colectivo. Si no entienden esto, y además pretenden estigmatizar a quienes divulgan actividades que son relevantes en la gestión de nuestros montes y la vida de sus gentes, tengan clara una cosa: ustedes no creen en la Educación Ambiental, sino en quimeras.

domingo, 22 de enero de 2017

LOS CAMPOS DE ADIESTRAMIENTO DE INVIERNO DE LA ISLA DE TENERIFE SE HABILITAN A PARTIR DEL PRIMER DOMINGO DE FEBRERO DIA 5

Cabildo Insular de Tenerife
5838 ANUNCIO por el que se hace pública la Resolución de 22 de diciembre de 2015, de autorización de los campos de entrenamiento y adiestramiento cinegéticos en zona de caza menor controlada. VALIDO PARA EL AÑO 2016, 2017 Y ADELANTE HASTA NUEVA ORDEN.

El Consejero Insular del Área de Sostenibilidad Territorial, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife dictó en fecha 22 de diciembre de 2015, resolución de autorización de los campos de entrenamiento y adiestramiento cinegéticos en zona de caza menor controlada, así como las condiciones de la actividad, conforme al siguiente contenido:
"Campos de entrenamiento y adiestramiento cinegético en zona de caza menor controlada.
I. Campos de entrenamiento y adiestramiento de perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo, así como perros de muestra.

- Período: durante los meses de febrero a mayo de cada año (días autorizados: todos los días de la semana desde el primer domingo de febrero inclusive).
1. Documentación cinegética: todos los usuarios de los campos de entrenamiento y adiestramiento deberán tener expedida y llevar consigo la licencia de caza de Canarias en vigor, así como el permiso de caza menor controlada.
2. Identificación animal: tanto los perros como las aves de cetrería deberán estar debidamente identificados de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente. Todo ejemplar de ave de cetrería, durante la práctica cinegética, deberá estar equipado con un emisor activado que permita su seguimiento mediante radiotelemetría y recuperación en caso de pérdida. Asimismo, el cetrero debe contar con un receptor apto para localizar el ave. El emisor y receptor deberán estar en perfecto estado de uso.


3. Horario: los entrenamientos y adiestramientos se llevarán a cabo entre la salida y la puesta de sol. A estos efectos será de aplicación la hora oficial de orto y ocaso determinada para la provincia de Santa Cruz de Tenerife por el Observatorio Astronómico Nacional, Instituto Geográfico Nacional del Ministerio de Fomento (http://www.fomento.es/MFOM/LANG_CASTELLANO/DIRECCIONES_GENERALES/INSTITUTO_GEOGRAFICO/Astronomia/publico/efemerides/salida_puesta_sol.htm). Se exceptúan los campos de adiestramientos para los que se haya determinado horario diferenciado (El Salvaje, Chamorga, El Rosario-Santa Cruz y Cumbre de Bolico A PARTIR DE JUNIO A JULIO).

4. Número máximo de perros: el número máximo de perros de cualquier raza que se podrá llevar a los campos será de seis (6) por cazador individual. Las cuadrillas de cazadores no podrán llevar más de seis (6) perros a los campos autorizados de febrero a mayo, ni más de doce (12) en los campos autorizados de junio a julio. El concepto de cuadrilla será el que determine la Orden Canaria de Caza. La limitación al número de morraleros o auxiliares y acompañantes será la que determine la última orden de veda aprobada con anterioridad a la apertura de cada período de entrenamiento.

5. Límites de los campos: la cartografía oficial de los campos se podrá consultar en la página web http://atlastenerife.es/portalweb/es/area-de-descargas/medio-ambiente/cartografia-de-caza/campos-de-adiestramiento-cinegetico). 
6. Actividad de entrenamiento y adiestramiento:
5.1. En los campos está prohibida la captura de especies de fauna, tanto cinegéticas como no cinegéticas.
5.2. Toda pieza de fauna cobrada accidentalmente deberá ser entregada a Agentes de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife, a Agentes de la Guardia Civil o a Guardas de Caza al servicio de la entidad gestora de la caza menor controlada, o bien en los Centros señalados en el apartado siguiente.
5.3 . En caso de tratarse de ejemplares de especies silvestres no cinegéticas (tanto vivos como muertos), se entregarán en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo Insular de Tenerife. En caso de ejemplares de especies cinegéticas vivas, deberá procederse a su liberación en el supuesto de que se estime que pueda continuar con vida, y en caso de ejemplares heridos o muertos, deberán entregarse en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo Insular de Tenerife.
5.4. Se prohíbe el entrenamiento con auxilio de palos, bastones u otros objetos similares (salvo prescripción médica acreditada con certificado).
5.5 . Se prohíbe la tenencia del hurón en el campo de adiestramiento.
5.6. No se podrá cazar en las zonas de entrenamiento y adiestramiento para perros podencos y otras razas utilizadas para caza de pelo, a partir del día del levantamiento de la veda, salvo que, con carácter excepcional, pueda disponerse otra cosa.
5.7. Para la determinación de la dedicación de una raza de perro para la caza de pelo o de muestra, se estará a lo dispuesto por la Real Sociedad Canina de España y la Federación Cinológica Internacional.

El Campo de Adiestramiento de Hoya Fría EL MAYORAZGO, tiene actualmente el acceso por la autopista cerrado a causa de los vertidos de escombros y basuras que personas poco sensibles y desalmadas habían arrojado. Desd su cierre el pasado año se ha estado negociando con el Ayuntamiento de Santa Cruz, Viviendas Municipales , Gestur y el Cabildo de Tenerife para que se vuelva a habilitar su acceso al mismo . En la actualidad Viviendas Municipales ha pasado al Cabildo un Proyecto de vallado de la parte superior junto a la Autopista del Sur y se colocará una barrera o cadena para evitar el acceso. Dicho acceso se abrirá para el uso como Campo de Adiestramiento de Perros de Caza en cuanto esté instalado el vallado que se ha de realizar . Por el momento el campo estará abierto a su uso con los perros pero no se podrá entrar en él con los vehículos. Esperamos que se solucione a tiempo para permitir el máximo posible de cazadores los vehículos y sus perros.

Lugares (Anexo 0):













LA NOTICIA QUE NOS RESTREGAN POR TODOS LADOS. "UN CAZADOR MATA A DOS GUARDAS RURALES".

Yo desde mi punto de vista no la encuentro acertada por lo siguiente:

Dice que ha sido un cazador. ¿Por qué?  No solo el hecho de llevar un arma te convierte en cazador. 
Este individuo por llamarlo con un poco de respeto, ni es cazador ni es nada parecido , bajo mi punto de vista es un desalmado o un psicópata o un terrorista más disfrazado de cazador.


Vaya sangre fría hay que tener, para que si lo hizo tal como se refleja en las noticias, les disparó con una escopeta de caza en la cabeza. Sangre fría y rapidez para abatir a los dos  Guardas Rurales. Pero una persona que sale de su casa para cazar algunas de las especies autorizadas, por norma general no actúa así, esa forma es más propia de personas desequilibradas, o ya había entre ellos algunas otras razones que desconocemos.

La inmensa mayoría por no decir el cien por cien  de los cazadores, cuando son abordados por los Guardas Rurales, la Guardia Civil o cualquier autoridad,  nunca actúan de forma violenta, aunque estén molestos por haber sido sorprendidos cometiendo una infracción en materia de caza, que solo puede acabar en una sanción económica. ¿Vale la pena quitarle la vida a dos padres de familia por ser culpable de una infracción de caza?. Cualquiera que tenga dos dedos de frente, sabe que ni por eso ni por nada, ya que nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona por mucho que se lo merezca incluso, es la justicia la que debe dictaminar hasta donde llega el castigo a imponerse al infractor o delincuente, y en este caso quienes han perdido la vida son precisamente dos defensores de la Ley.

Siempre se espera, que quienes ocupan cargos de responsabilidad, resuelvan los problemas que se les plantean a los ciudadanos, ahora se mirarán con ojo de buen cubero, las condiciones para otorgar licencias de caza a las personas que quieren practicarla. Con ello pagarán justos por pecadores. una cosa es la licencia de caza y otra el Permiso de Armas. Pero en ese caso el autor confeso NO TENÍA PERMISO DE ARMAS,  asi que se le acreditará otra acusación más POSESIÓN ILÍCITA DE ARMAS Y ENCIMA NO ERA SUYA. NO quisiera estar en el pellejo del actual propietario de la escopeta. A ver como justifica que la tuviera otra persona.

Para obtener licencia para la tenencia y uso de las armas largas rayadas para caza mayor o de escopetas y armas asimiladas, el artículo 102.2 del Reglamento de Armas, establece la exigencia de superar las pruebas de capacitación que determina el Ministerio del Interior sobre:
  • Conocimiento de las armas, su cuidado y conservación (prueba teórica)
  • Conocimiento del Reglamento de Armas (prueba teórica).
  • Habilidad para el manejo de las armas y su utilización (prueba práctica).
Para obtener por primera vez las licencias D ó E los interesados deberán superar las dos pruebas de capacitación, una teórica y una práctica, como ya hemos expresado, que serán evaluadas por la Guardia Civil. De igual forma los menores que deseen obtener la Autorización Especial de armas para menores (AEM) deben superar las mismas pruebas.

Además las pruebas de capacitación serán aplicables, a las primeras autorizaciones por parte de extranjeros y españoles, mayores de 18 años, que tengan su residencia fuera de España, para uso de armas largas rayadas, y de escopetas y armas asimiladas, para la caza o concursos. Quedan exentos los que tengan su residencia en cualquier país de la Unión Europea y acrediten estar en posesión de licencias que habiliten para la tenencia y uso de dichas armas, expedidas en los países en que residan.

Obligaciones de los poseedores de un permiso de armas.
Cualquier tipo de permiso de armas expedido a persona física o jurídica obliga a su poseedor a adaptar ciertas medidas de seguridad o precauciones en cuanto a las armas de fuego.
  1. Debemos guardar las armas de fuego en un lugar seguro y adoptar las medidas que dificulten su pérdida o sustracción. Estas medidas podrán ser valoradas por la Intervención de Armas de la Guardia Civil.
  2. Debemos declarar pérdida, robo o destrucción de las armas de fuego así como de su documentación. En el caso de pérdida o robo de la documentación las armas serán depositadas hasta la obtención de nuevos documentos.
  3. Debemos presentar las armas de fuego siempre que se lo requieran las autoridades.
El incumplimiento de las normas puede suponer la retirada de la licencia.
En qué consiste el certificado médico de aptitudes psicofísicos.
En España hay multitud de centros de reconocimientos médicos donde se puede obtener un certificado oficial o el psicofísico. Son los mismos centros que tramitan la renovación de permiso de conducir. Tanto para la obtención de un permiso de armas como su renovación necesitaremos realizar un examen médico para presentar posteriormente un informe de la aptitud.
Todas las personas que hagan uso de las armas, deben de estar siempre en condiciones de controlarlas. Los poseedores de un permiso de armas deben actuar con diligencia, tomar precauciones necesarias y en general comportarse para no ocasionar ningún daño o molestia a personas o sus bienes que nos rodean. Las personas cuyas condiciones psíquicas o físicas, que les impiden utilizar de forma segura para ellos mismos o para los terceros, no podrán obtener ni renovar el permiso de armas.

Por todo ello y lo expuesto, quiero desde aquí expresar mi más sincero pesar de que haya ocurrido este suceso, que pudo haberse evitado, quizás tomando mayores precauciones, por parte de los Guardas Rurales en el momento de la intervención para identificar al autor de los hechos. El cazador "siempre " que se acerquen a él los Guardas o agentes de la autoridad debe y está obligado a proceder a descargar el arma que lleva y mantenerla en posición de evitar disparos fortuitos. Si es una escopeta, como decimos vulgarmente partida o con el cargador abierto y vacío, Si es un rifle de cerrojo con este  abierto y hacia atrás, y si es semiautomático igual que las escopetas abierta la ventana y sin cargador.
Por tanto  pienso que debió haber alguna razón, para que esto no se realizara así o bien el autor  no obedeció desde un principio a los Guardas Rurales, y tenía la idea preconcebida, o los Guardas tuvieron un descuido y un olvido al acercarse. Todo ello deberá esclarecerse en las actuaciones judiciales y policiales.

Como ya nadie puede hacer nada por evitar lo sucedido,  que estos Guardas Rurales descansen en paz, que sus familias encuentren el consuelo necesario, para superar se pérdida, y que la justicia actúe con celeridad no solo en este caso, sino en otros posibles que pudieran suceder. Creo que las investigaciones esclarecerán los hechos, y darán su fruto con una condena ejemplarizante, dado que el autor ha reconocido los hechos.

viernes, 16 de diciembre de 2016

PUBLICADAS LAS NORMAS Y FECHAS DE LOS EXAMENES PARA OBTENER LA LICENCIA DE CAZA POR PRIMERA VEZ EN EL AÑO 2017 EN TENERIFE

Cabildo Insular de Tenerife

ANUNCIO de 25 de noviembre de 2016, relativo a la convocatoria para las pruebas de aptitud del año 2017 para obtener por primera vez la licencia de caza de Canarias.

El 25 de noviembre de 2016, el Sr. Consejero Insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife dictó la siguiente resolución: “Convocatorias para las pruebas de aptitud del año 2017 para obtener por primera vez la licencia de caza de Canarias.

 La Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias, que regula en su Capítulo V los requisitos necesarios para la práctica del ejercicio de la caza en el archipiélago, establece como requisito para la obtención por primera vez de la licencia de caza de Canarias la superación de unas pruebas de aptitud. El Reglamento de la Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias (aprobado por Decreto 42/2003, de 7 de abril), regula en los artículos 15 al 17 el contenido y desarrollo de las pruebas de aptitud requeridas. La Orden de 13 de octubre de 2004, por la que se establece el contenido y modo de realización de las pruebas de aptitud para el ejercicio de la caza en Canarias, en su Disposición adicional segunda prescribe que serán convocadas y realizadas por cada Cabildo como mínimo, en el primer semestre de cada año, antes del inicio del período hábil de caza, siendo obligatoria su realización a partir del 1 de enero de 2005.

Por lo expuesto, en virtud de las atribuciones que me confiere el artículo 10.1.o) del Reglamento Orgánico del Cabildo de Tenerife, resuelvo:

Primero.- Aprobar las convocatorias para las pruebas de aptitud del año 2017 para obtener por primera vez la licencia de caza de Canarias, conforme al siguiente contenido:
Inicio de plazo de presentación de solicitudes: 1 de enero de 2017.

Fin de los plazos de presentación de solicitudes:
1ª convocatoria: 3 de febrero de 2017;
2ª convocatoria: 28 de abril de 2017;
3ª convocatoria: 9 de junio de 2017.

Tarifa de tasa por derechos de examen: 11,15 euros, a ingresar en la cuenta corriente del Cabildo Insular de Tenerife Caixabank nº ES52 2100-9169-01-22000210-62.

Lugar de celebración de las pruebas: Pabellón Insular Santiago Martín (Sala de Actos, planta 0), en calle Las Macetas, s/n, Los Majuelos, San Cristóbal de La Laguna.

Fecha de celebración de las pruebas:
1ª convocatoria: 17 de febrero de 2017;
2ª convocatoria: 12 de mayo de 2017;
3ª convocatoria: 23 de junio de 2017.

El temario y Manual del Cazador está disponible en el siguiente enlace web del Gobierno de Canarias: http://www.gobiernodecanarias.org/medioambiente/piac/temas/biodiversidad/ medidas-y-factores/caza/medidas-sobre-la-caza/examen-cazador/temario/

El modelo oficial de solicitud y las bases que rigen la convocatoria (publicadas en el Boletín Oficial de Canarias nº 245, de 18 de diciembre de 2014) se encuentran disponibles en los mismos lugares de presentación de las solicitudes de admisión a las pruebas, así como en la web www.tenerife.es, en la sección “Servicios y trámites”.

La relación de aspirantes admitidos y excluidos a cada una de las convocatorias, así como las calificaciones resultantes, serán publicadas en el tablón de anuncios con expresión de nombre, apellidos y DNI del interesado.

Segundo.- El Tribunal Calificador estará formado por los siguientes titulares y suplentes: PRESIDENTE: Titular: José Alberto Delgado Bello, Responsable de la Unidad Orgánica de Biodiversidad del Servicio Técnico de Gestión Ambiental del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife. Suplente: Cira Yolanda Campos Torres, Técnica de la Unidad Orgánica de Biodiversidad del Servicio Técnico de Gestión Territorial Ambiental del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.

VOCALES: Titular: Juan Luis Rodríguez Luengo, Titulado Superior, Biólogo, del Servicio de Biodiversidad de la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Canarias. Suplente: Agustín Aguiar Clavijo, Titulado Superior, Biólogo, del Servicio de Biodiversidad de la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Canarias.
Titular: José Enrique Sánchez Velázquez, Presidente de la Federación Canaria de Caza.
Suplente: Francisco Javier Rodríguez de León, Presidente de la Federación Insular de Caza de Tenerife.
Titular: Antonia Jesús Ramos García, en representación de Nuestra Señora del Rosario, Club Deportivo Sociedad de Cazadores.
Suplente: Alejandro Gutiérrez Ramos, en representación de Nuestra Señora del Rosario, Club Deportivo Sociedad de Cazadores.

SECRETARIO: Titular: Jesús M. Hernández Pacheco, Jefe de Sección de la Unidad de Infracciones Medioambientales y Caza del Servicio Administrativo de Medio Ambiente del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.
Suplente: José Gregorio Rodríguez Rodríguez, Jefe del Servicio Administrativo de Medio Ambiente del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife.

Los componentes del Tribunal deberán abstenerse de intervenir y los aspirantes podrán recusarlos cuando concurrieren las circunstancias previstas en los artículos 23 y 24 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.

Tercero.- Publicar anuncio de las convocatorias en el Boletín Oficial de Canarias y en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife”.

6 Esta resolución no es definitiva en la vía administrativa. Contra ella pueden los interesados interponer recurso de alzada ante el Presidente del Cabildo de Tenerife en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la presente publicación, sin perjuicio de utilizar cualquier otro recurso o acción que se estime procedente.

San Cristóbal de La Laguna, a 25 de noviembre de 2016.- El Consejero Insular de Área, José Antonio Valbuena Alonso.

S

jueves, 8 de diciembre de 2016

EL CABILDO DE TENERIFE PUBLICA LAS NORMAS POR LAS QUE SE REGIRÁN EN 2017 EL CONTROL DE POBLACIÓN DEL MUFLON

ANUNCIO de 25 de noviembre de 2016, por el que se hace pública la Resolución de 25 de noviembre de 2016, que aprueba las bases reguladoras del procedimiento de autorización para el control de poblaciones de muflón en Tenerife.

El 25 de noviembre de 2016, el Sr. Consejero Insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife dictó resolución de aprobación de las bases reguladoras del procedimiento de autorización para el control de poblaciones de muflón en Tenerife, conforme al siguiente contenido:
 BASES REGULADORAS DEL PROCEDIMIENTO DE AUTORIZACIÓN PARA EL CONTROL DE POBLACIONES DE MUFLÓN EN TENERIFE.

 1. OBJETO. Las presentes bases tienen por objeto regular el procedimiento de autorización a las personas interesadas para el control de las poblaciones de muflón (Ovis gmelini musimon), en Tenerife.

2. FINALIDAD DE LA ACTUACIÓN. La finalidad de la actuación es la erradicación de las poblaciones de muflón (Ovis gmelini musimon) presentes en Tenerife, en cumplimiento de lo dispuesto en el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, en el Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), aprobado definitivamente por Decreto 26/2011, de 4 de marzo, en el Plan Rector de Uso y Gestión del espacio natural protegido (T-0) Parque Nacional del Teide, aprobado por Decreto 153/2002, de 24 de octubre (BOC nº 164, de 11 de diciembre de 2002), en el Plan Rector de Uso y Gestión del Espacio Natural Protegido (T-11) Parque Natural de Corona Forestal, publicado por Resolución de 16 de febrero de 2012 (BOC nº 40, de 27 de febrero de 2012), del Plan Director de la Reserva Natural Especial (T-9) Chinyero, publicado por Resolución de 27 de diciembre de 2004 (BOC nº 6, de 11 de enero de 2005) y del Plan Especial del Paisaje Protegido (T-29) Las Lagunetas, publicado por Resolución de 4 de marzo de 2010 (BOC nº 51, de 15 de marzo de 2010).

3. SOLICITANTES. 3.1. Podrán solicitar autorización aquellos representantes de cuadrillas, formadas por personas que cumplan los siguientes requisitos el día de la jornada asignada para el control:
a) Tener expedida licencia de caza Clase A en vigor, que habilite para la práctica de la caza en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias.
b) Tener suscrito y en vigor seguro de responsabilidad civil obligatorio, voluntario y de accidentes del cazador que cubra todo tipo de eventualidades que puedan surgir durante la ejecución de la actividad de control de muflón.
3.2. Las cuadrillas autorizadas actuarán de forma libre y voluntaria para alcanzar los fines perseguidos por la Administración gestora, sin que les una con esta relación estatutaria, laboral ni contractual de ningún tipo. En todo caso, cada miembro de la cuadrilla es responsable de sus actos y de los daños que pudiera causar a terceros.
3.3. La presentación de la solicitud implica la aceptación de las presentes bases reguladoras y de la correspondiente convocatoria, así como de las normas e instrucciones que se dicten en ejecución de la misma.


 3.4. La aportación de la fotocopia del DNI, NIE o Pasaporte de un miembro de la cuadrilla por parte del representante de la misma se presume como documento suficiente para acreditar dicha representación, quedando obligado el miembro de la cuadrilla representado al conocimiento y cumplimiento de las bases, convocatoria, y normas e instrucciones correspondientes.
3.5. Solo se tramitará un ejemplar de solicitud por cuadrilla de caza. En caso de modificar posteriormente la solicitud para integrar a más miembros en la cuadrilla deberá presentarse nuevo ejemplar completo para su tramitación como acreditación de la autorización.

4. SOLICITUDES. 4.1. Las solicitudes se presentarán dentro del plazo señalado en cada convocatoria, en el modelo normalizado (Anexo I), correctamente cumplimentado, en cualquiera de los registros de entrada del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, acompañadas de la siguiente documentación:
a) Fotocopia del Documento Nacional de Identidad, NIE o Pasaporte de todos y cada uno de los miembros que integran la cuadrilla. b) Acreditación del ingreso en cuenta del importe de la tarifa de la tasa por tramitación de solicitud de autorización para control de muflón.
 4.2. Las solicitudes deberán relacionar a todas las personas que conforman la cuadrilla, debiendo estar formada por un mínimo de quince y un máximo de veinte personas.
4.3. La persona que figure como solicitante ocupará la Jefatura de Cuadrilla a los efectos establecidos en las presentes bases, actuando como representante del grupo frente a la Administración.
 4.4. Las personas que figuran en la solicitud autorizan a la Administración a comunicar los datos personales contenidos en ella a las Compañías de Seguros y a la Federación Canaria de Caza, a los meros efectos de comprobación de los mismos, así como a la Guardia Civil para el ejercicio de sus funciones de inspección en materia de armas, seguridad y orden público.

5. SECTORES, ETAPAS, JORNADAS Y CUPO. 5.1. A los efectos de las presentes bases, se entiende por Sector la superficie de terreno dentro del cual se autoriza la actividad de control de poblaciones de muflón, con exclusión de las zonas de seguridad que se encuentren en el mismo, tanto las establecidas por la Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias y su reglamento de desarrollo, como las específicas que se determinen por la Administración.
5.2. A los efectos de las presentes bases, se entiende por Etapa cada uno de los grupos de jornadas que se aprueben para cada año natural.
 5.3. A los efectos de las presentes bases, se entiende por Jornada al número de horas consecutivas de un día determinado en que se autoriza la actividad de control de poblaciones de muflón.
5.4. A los efectos de las presentes bases, se entiende por Cupo el número mínimo de ejemplares que la Administración considera necesario abatir para garantizar la eficacia del control de poblaciones conforme al fin público perseguido, ya sea en relación a un período de tiempo determinado, a cada cuadrilla, y/o en relación a la distinción de sexo del animal.
5.5. Por resolución del órgano competente se determinarán los sectores, etapas, jornadas y cupo, así como el destino de las piezas abatidas, para el control de poblaciones de muflón para cada año natural, publicándose el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial de Canarias.
5.6. El número de jornadas anuales se determinará en función de las necesidades de actuación para alcanzar el fin pretendido.
5.7. Los sectores, etapas y jornadas se distribuirán con carácter previo al sorteo y se agruparán asignándoles un número, de tal forma que, en la medida de lo posible, cada cuadrilla pueda actuar en sectores distintos.
5.8. La Administración podrá reservar jornadas no sometidas a sorteo, a fin de autorizar la actuación de cuadrillas que hayan mostrado su especial eficacia en jornadas anteriores, teniendo en cuenta el mayor número de ejemplares abatidos y la relación de sexos.

6. ADJUDICACIÓN DE SECTORES Y JORNADAS A CUADRILLAS. SORTEO PÚBLICO.
6.1. La adjudicación de sectores y jornadas a las distintas cuadrillas admitidas se llevará a cabo a través de un sorteo público, en el lugar y fecha que se determine en la convocatoria, sin perjuicio de la reserva de jornadas fuera de sorteo a que se refiere la base anterior.
6.2. Con carácter previo al sorteo se dictará resolución del Área con competencias en materia de medio ambiente aprobatoria de la relación definitiva de cuadrillas admitidas y excluidas del sorteo, identificadas cada una de ellas con una letra y con los datos personales de los dos apellidos de la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla.
6.3. El acto del sorteo público estará presidido por la persona titular del Área con competencias en materia de medio ambiente del Cabildo Insular de Tenerife, o persona en quien delegue, actuando como fedatario el titular de la Jefatura del Servicio Técnico con competencias en materia de biodiversidad, o funcionario que lo sustituya.
6.4. Iniciado el acto público, se procederá a la extracción de un número, asociado a un grupo de sectores, etapas y jornadas, y a continuación se procederá a la extracción de una letra, asociada a una cuadrilla, de tal forma que el número queda asociado automática y directamente a la letra. Al resto de cuadrillas se les asignará automáticamente los números que le correspondan, siguiendo el orden ascendente de número y letra a partir de los obtenidos por sorteo.
6.5. Por resolución del órgano con competencias en materia de medio ambiente del Cabildo Insular de Tenerife se adjudicarán a las cuadrillas los sectores y jornadas correspondientes, como resultado del sorteo celebrado, autorizando la actividad de control de poblaciones de muflón conforme a dicha adjudicación.

7. ACREDITACIÓN DE AUTORIZACIONES. 7.1. Los documentos acreditativos de las autorizaciones para la actividad de control de poblaciones de muflón habrán de ser retirados por la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla en los lugares que se determinen en cada convocatoria.
 7.2. Las autorizaciones emitidas no desplegarán sus efectos si no van acompañadas del correspondiente Plan de Actuación autorizado por el Supervisor de Control, no bastando por sí solas para ejecutar la actividad de control.
7.3. La persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla deberá facilitar a cada miembro de su cuadrilla fotocopia de la autorización emitida, a fin de facilitar las labores de inspección y control durante el desarrollo de la jornada por parte de cualquier agente de la autoridad.

8. SUPERVISOR DE CONTROL. 8.1. El Supervisor de Control de poblaciones de muflón podrá ser designado entre los Agentes de Medio Ambiente y personal al servicio del Cabildo Insular de Tenerife, así como guardería y personal adscrito al Parque Nacional del Teide.
 8.2. El Supervisor de Control efectuará los controles de inicio y finalización de la actividad, así como funciones de vigilancia durante el desarrollo de la misma, debiendo estar en todo momento en comunicación con la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla autorizada.

9. PLAN DE ACTUACIÓN. 9.1. Con el fin de garantizar la eficacia en el control de poblaciones, así como la seguridad tanto entre las personas que conforman las cuadrillas como respecto a aquellas que transiten dentro del sector, las personas que ocupan la Jefatura de Cuadrilla deberán presentar al Supervisor de Control un Plan de Actuación, con el contenido y condiciones que se determine para cada convocatoria.
9.2. El Plan de Actuación, que deberá incluir en todo caso cartografía suficiente del sector, itinerarios a seguir, establecimiento de puestos de tiro y movimiento de batidas, se someterá a la supervisión y aprobación del Supervisor de Control, que podrá establecer las modificaciones que estime oportunas por razones de seguridad. Sin el Plan de Actuación aprobado por el Supervisor de Control la autorización expedida no desplegará sus efectos, no bastando por sí sola para ejecutar la actividad de control.

10. DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD. 10.1. Control de inicio. a) Las cuadrillas autorizadas deberán presentarse en el punto de control de inicio ante el Supervisor de Control a la hora que a tal efecto se determine. b) La persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla deberá presentar al Supervisor de Control, y portar durante toda la jornada, la acreditación de la autorización expedida, así como el Plan de Actuación. c) Todos los miembros de la cuadrilla deberán presentar al Supervisor de Control, y portar durante toda la jornada, la siguiente documentación: • DNI, NIE o Pasaporte. • Copia de la acreditación de autorización de la cuadrilla. • Acreditación de seguro obligatorio de responsabilidad civil y de accidentes de caza en vigor y con plenos efectos el día de celebración de la jornada mediante justificante de pago de prima. • Certificado de la compañía aseguradora acreditativo de tener suscrito y en vigor seguro de responsabilidad civil del cazador obligatorio, voluntario y de accidentes, para la concreta actividad de control de muflón, según el modelo normalizado (Anexo II), salvo que acredite seguro federativo. • Licencia de caza Clase A en vigor, que habilite para la práctica de la caza en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias. • Permiso de armas tipo D en vigor. • Guía de pertenencia del arma. • Documento de cesión del arma y copia del DNI del titular cedente, en caso de no ser de su titularidad. d) El ejercicio de la actividad se realizará solamente por las personas integradas en la cuadrilla nominalmente autorizadas para ello, no pudiendo en ningún caso ser acompañados durante la jornada por personas no autorizadas expresamente.
10.2. Desarrollo. a) Medidas de seguridad: • Las cuadrillas deberán actuar con especial precaución en el ejercicio de la actividad, tanto con respecto a otras cuadrillas como a las personas que transiten por los sectores autorizados. • La persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla será la responsable de que los miembros de su cuadrilla se ciñan al Plan de Actuación aprobado y respeten las condiciones y limitaciones de la autorización, en especial las relativas a la seguridad. • En caso de por circunstancias imprevistas (climatológica, falta de visibilidad, movimiento de ejemplares de muflón, etc.) la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla considere necesario modificar algún aspecto del Plan de Actuación, deberá comunicarlo al Supervisor de Control y obtener del mismo su aprobación. • Los miembros de la cuadrilla extremarán las medidas de precaución antes de efectuar cualquier disparo, asegurándose de que en la dirección del mismo y en el radio de acción del arma no haya personas, carreteras, infraestructuras o cualquier otra zona de seguridad señalada como tal por la Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias, su reglamento de desarrollo, o las normas fijadas anualmente delimitadoras de los sectores. • Todos los miembros de las cuadrillas autorizadas deberán vestir chaleco de alta visibilidad en todo momento, desde el control de inicio hasta el control de finalización de la actividad.
 Asimismo, deberán lucir durante todo ese tiempo dorsal de identificación fijado a la espalda del chaleco con la letra asignada a la cuadrilla, que será entregado a cada miembro de la cuadrilla por el Supervisor de Control en el control de inicio. • El Supervisor de Control hará entrega a la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla en el control de inicio de un terminal de comunicación portátil digital con localizador GPS que deberá estar operativo en todo momento hasta el control de finalización, al objeto de poder mantener comunicación directa con la cuadrilla. • Todos y cada uno de los miembros de la cuadrilla deberán acudir provistos de un transmisor-receptor portátil que deberá estar operativo en todo momento, al objeto de estar debidamente comunicados entre sí. b) Abatimiento de ejemplares: • Únicamente se permitirá utilizar armas de fuego largas rayadas (rifle), comprendidas dentro de la categoría 2ª.2, del artículo 3º del Reglamento de Armas, aprobado por Real Decreto 137/1993, de 29 de enero. • Durante la actividad se han de abatir el máximo número de ejemplares de muflón, sin distinción de sexo ni edad, pudiendo establecerse medidas para incentivar la eficacia de abatimiento de animales primando a aquellas cuadrillas que mejor cumplan con el objetivo de erradicación. • Se evitará tirar sobre ejemplares de muflón que posean radio collar. En caso de ser abatido algún ejemplar, el radio collar será entregado al Supervisor de Control en el control de finalización. • Cuando un ejemplar de muflón abatido no pueda ser retirado tras la conclusión de la jornada, se retirará al día siguiente, previa comunicación al Supervisor de Control, y en presencia de la persona que se designe al efecto por la Administración gestora. • Las cuadrillas autorizadas quedan obligadas a cumplir con las condiciones de mantenimiento de limpieza de las zonas que transiten, evitando el abandono de vainas, cartuchos o cualquier objeto ajeno al lugar.
10.3. Control de finalización. a) Las cuadrillas autorizadas deberán presentarse en el punto de control de finalización ante el Supervisor de Control a la hora que a tal efecto se determine. b) La persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla deberá presentar ante el Supervisor de Control en el control de finalización los ejemplares de muflón abatidos, para proceder a su identificación con crotal y a la toma de los datos biométricos de cada uno de ellos. Asimismo, deberá devolver al Supervisor de Control el terminal de comunicación portátil digital recibido en el control de inicio, en perfecto estado de conservación. c) Cada uno de los miembros de la cuadrilla deberá presentarse ante el Supervisor de Control en el control de finalización, y devolver personalmente el dorsal identificativo de la letra de la cuadrilla recibido en el control de inicio. d) El destino de las piezas abatidas será el que se determine por resolución del Área del Cabildo Insular de Tenerife con competencias en materia de medio ambiente. e) El Supervisor de Control recogerá en el informe de control las observaciones que desee hacer constar la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla en relación al desarrollo de la actividad en cada jornada.

11. SUSPENSIÓN DE JORNADAS. 11.1. El Supervisor de Control podrá establecer restricciones al Plan de Actuación aprobado, al desarrollo de la actividad, e incluso interrupción y suspensión de la misma, por circunstancias meteorológicas, de seguridad, u otras causas de fuerza mayor. 11.2. La Administración competente podrá autorizar actuaciones de control de población de muflón excepcionales a una cuadrilla con el objeto de recuperar una jornada que haya sido suspendida o interrumpida por razones meteorológicas, de seguridad, u otras causas de fuerza mayor, previa presentación de solicitud por parte de la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla afectada. Estas autorizaciones excepcionales no estarán sujetas a nuevo sorteo, debiendo necesariamente realizarse en el sector y en la fecha que se determine por resolución de la Administración.

12. RÉGIMEN SANCIONADOR DE LA ACTIVIDAD. 12.1. Son infracciones graves: a) Falta de mantenimiento de la comunicación por la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla con el Supervisor de Control durante el desarrollo de la actividad. b) Falta de devolución por la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla, en perfecto estado de conservación, el terminal de comunicación portátil digital al Supervisor de Control en el control de finalización. c) Modificar las actuaciones previstas en el Plan de Actuación aprobado sin autorización del Supervisor de Control. d) Ejercer la actividad fuera del sector autorizado. e) No declarar y presentar ejemplares de muflón abatidos ante el Supervisor de Control en el control de finalización. f) Realización por cualquier miembro de la cuadrilla de actuaciones temerarias que puedan poner en peligro a las personas. g) La participación por parte de algún miembro de la cuadrilla en acciones previas o simultáneas a cada jornada de control que dificulten la consecución de los objetivos establecidos para el control de población de muflón. h) La reiterada ineficacia en el cumplimiento de los objetivos establecidos para el control de población de muflón, al no alcanzar el cupo mínimo de animales a abatir establecido anualmente, dentro del ámbito temporal que se señale en la resolución anual que determina los sectores, etapas, jornadas y cupos.

12.2. Son infracciones leves: a) Ejercer la actividad autorizada sin haberse presentado ante el Supervisor de Control en el control de inicio o de finalización. b) No llevar el chaleco de alta visibilidad en las condiciones establecidas en las bases. c) No llevar en lugar visible el dorsal identificativo con la letra de la cuadrilla en las condiciones establecidas en las bases. d) No devolver el dorsal identificativo con la letra de la cuadrilla al Supervisor de Control en el control de finalización e) La pérdida sobrevenida de los requisitos exigidos en las presentes bases para obtener la autorización para el control de población de muflón.


12.3. Sanciones: a) Las infracciones graves serán sancionadas con inhabilitación de todos y cada uno de los miembros de la cuadrilla autorizada para obtener autorización de control de población de muflón durante el año siguiente, así como revocación de la autorización concedida para el año en curso. b) Las infracciones leves serán sancionadas con inhabilitación del miembro de la cuadrilla responsable de su comisión para obtener autorización de control de población de muflón durante el año siguiente, así como revocación de la autorización concedida para el año en curso.

12.4. La sanción de inhabilitación y revocación de autorización se impondrá por resolución del órgano competente, previo trámite de audiencia a la persona que ocupa la Jefatura de Cuadrilla, y a la persona directamente responsable, en su caso, de diez días hábiles, para la aportación de las alegaciones que estime procedentes. El régimen sancionador previsto en las presentes bases se ciñe al ámbito exclusivo de la autorización, sin perjuicio de la tramitación del correspondiente procedimiento administrativo sancionador que proceda por incumplimiento de la normativa vigente.

En el mismo acto se resolvió delegar en la Jefatura del Servicio Técnico de Gestión Ambiental del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife la competencia para autorizar a las cuadrillas de caza las acciones de control de las poblaciones de muflón. Esta resolución no es definitiva en la vía administrativa. Contra ella pueden los interesados interponer recurso de alzada en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente al de la publicación en el Boletín Oficial de Canarias ante el Presidente del Cabildo de Tenerife, o ante la Consejería del Gobierno de Canarias con competencias en materia de medio ambiente si el recurso versara sobre materias de gestión del Parque Nacional del Teide objeto de delegación, sin perjuicio de que puedan utilizar cualquier otro recurso o acción que estimen procedente.

 San Cristóbal de La Laguna, a 25 de noviembre de 2016.- El Consejero Insular del Área, José Antonio Valbuena Alonso.